Caso de estudio: GrooveShark


Te imaginas fundar una empresa, lograr que esta tenga un buen crecimiento y que cuando tengas unos 40 millones de usuarios debas cerrarla? Bueno eso es lo que le pasó a los fundadores de GrooveShark, una empresa que se dedicaba al streaming de música por internet, algo muy parecido a lo que hacen Spotify o iTunes.

Veamos cómo fue la historia de GrooveShark y que lecciones podemos aprender de ella

La historia de GrooveShark

GrooveShark fue fundada en el 2006 por Andrés Barreto, Sam Tarantino y Joshua Greenberg, mientras eran estudiantes de la Universidad de Florida, y fue una idea de Sam Tarantino, en para inicios del 2007 ya era un proyecto que estaba en marcha.

La idea de ellos era proporcionar una manera fácil de que las personas consiguieran la música que les gustaba, para ello desarrollaron cosas como sugerencias de canciones de acuerdo a los gustos de cada persona, etc.

Para financiar el inicio de operaciones Tarantino tomó parte del dinero de su fondo universitario y lo invirtió en la idea de negocio, el primer servidor que rentaron llegó a atender a 1000 usuarios antes de verse sobrepasado en su capacidad, esto era bueno porque tenían usuarios aunque no así dinero.

Para el 2008 ya estaban creciendo a un ritmo de medio millón de usuarios al mes, luego se mudaron a su primera oficina, en Jacksonville una ciudad mucho más grande que el pueblo de Gainesville donde habían comenzado, pero al llegar a los 10 millones de usuarios superaron el ancho de banda que tenían disponible.

Su primer financiamiento externo vino de un socio de Intel, cuyo hijo solía escuchar música en GrooveShark, quien les dio 300.000 dólares.

Luego les tocó que levantar más dinero, para poder seguir creciendo, pero eso ocurrió justo en el momento en que los mercados colapsaron, de hecho esa navidad debieron enviar a los empleados a sus casas sin sueldos y ya luego en enero recibieron 100.000 dólares de su casero, mas adelante consiguieron algo de financiación y lograro mantenerse.

Cuenta Tarantino que con menos de 3 millones de fondo lograron crecer hasta obtener 60 millones de dólares en ingresos.

El modelo de negocio de GrooveShark era el siguiente ellos vendían las canciones y le pagaba un porcentaje a la persona que la subía, y si bien tenía acuerdos con algunas casas disqueras no todas participaban de esos acuerdos.

Esto hizo que algunos sellos se molestaran, y en el 2011 Sony, Warner y Universal Music tomaran acciones legales contra ellos, alegando que habían subido ilegalmente al rededor de 6.000 canciones, lo cual los exponía a una multa de mas de 700 millones de dólares.

En septiembre del 2014 y estando el servicio en su pico de popularidad, con unos 40 millones de usuarios, un tribunal federal fallo en su contra. La empresa admitió que habían cometido graves errores al no garantizar los derechos de la música y cerraron el servicio de streaming, esto último lo hicieron para evitar pagar la multa. Sin embargo Escape Media (la empresa matriz de groove shark) acordó pagar unos 75 millones de dólares a las disqueras.

Para el 2015 y luego de años de batallas legales decidieron cesar todas las operaciones y con ello poner fin a GrooveShark.

Tarantino, Barreto y Greenberg decidieron tomarse un tiempo libre, para descansar y tomar energías para comenzar otro emprendimiento, y fue que en ese descanso encontraron muerto en su apartamento a Joshua Greenberg, la causa de su muerte no fue determinada, con lo que continúa siendo un misterio.

Actualmente Tarantino y Barreto están llevando emprendimientos cada uno por su lado.

Lecciones que podemos aprender de Grooveshark

Entre las lecciones mas resaltantes que podemos aprender de este caso, está el no descuidar los aspectos legales del negocio, sobre todo si el mismo tiene que ver con temas de propiedad intelectual, economía naranja y cosas por el estilo.

Si realmente crees en tu idea de negocio y has podido comprobar que existe un público para ella entonces toma riesgos. En este caso pudimos ver como Tarantino tomó el dinero que era para pagar sus estudios y lo invirtió en GrooveShark.

Concéntrate en hacer crecer tu negocio, vimos en repetidas ocasiones que el dinero que recibían los fundadores de la empresa, no lo usaban para comprarse autos o casas de lujo, sino que lo invertían en el crecimiento de la empresa, aunque pueda sonar trivial hay emprendedores que apenas comienzan a percibir dinero van y lo gastan en ellos en lugar de reinvertirlo en su emprendimiento.

Bueno hasta aquí el caso, espero que les haya gustado y que les sirva de ayuda.

¡Saludos!

Acerca de tesne

ingeniero,blogger, twitter, en general aficionado a la web 2.0 ademas de escalador, cuenta cuento (de vez en cuando) entre otras cosas..
Esta entrada fue publicada en empresas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.