Cultura empresarial, su importancia y cómo construirla


Podemos definir la cultura empresarial como la personalidad de una empresa, ella define  el ambiente en el que los empleados laboran. La cultura empresarial incluye una variedad de elementos entre los que podemos nombrar entorno de trabajo, misión de la compañía, valores, ética, metas y expectativas.

Podemos tomar a google como un ejemplo de cultura empresarial transparente, donde ellos mismos definen que su empresa se siente como una pequeña organización, a pesar de haber crecido enormemente, y como toda organización de tamaño pequeño su atmósfera de trabajo es bastante informal y relajada. Esto lo podemos ver en muchos documentales y películas en los que se muestra a la empresa.

¿Porque es importante la cultura empresarial?

Desde el punto de vista de los empleados tener una cultura empresarial es importante pues de acuerdo a la misma la empresa puede ser más o menos atractiva para ellos a la hora de trabajar en ella.

Además si los empleados están a gusto con la cultura de la organización, harán su trabajo de una mejor manera, más relajados y sin tantas fricciones.

Para los clientes el poder identificarse con la cultura de una empresa establecida o una startups le da un plus a la hora de adquirir sus productos o servicios.

De lo anterior podemos deducir que para los fundadores o socios de una startup o una empresa establecida, el contar con una cultura empresarial que sea atractiva tanto para los empleados, en primer lugar, como para los clientes, en segundo lugar, es algo muy deseable pues puede ser uno de esos elementos diferenciadores que hacen atractiva su oferta y que la destacarán del resto de los competidores.

15 Pasos para construir una cultura empresarial prospera

1.Aliste, empodera y anima

La clave es alinear a las personas con la cultura. Una cosa es decir que quieres una gran cultura, otra muy diferente es dar forma a los pensamientos y creencias de las personas en torno a esta visión que tienes. Tienes que hacer que la gente se entusiasme, se enorgullezca y aprecie la cultura. Reclute, empoderalos y alentarlos. Cuando lo “poseen”, la cultura prosperará.

  1. Crea un lugar de trabajo respetuoso

En el 2018 una de la partes más importantes que están relacionadas con la cultura empresarial es crear un espacio o lugar de trabajo respetuoso, debemos tratar a todos los que trabajamos en la organización con el mismo nivel de respeto que deseamos ser tratados.

  1. Cuidarnos los unos a los otros

Independientemente del tipo de cultura que desee para la empresa, tiene que haber un elemento de interés mutuo. Estamos juntos en esto, por lo que debemos cuidarnos unos a otros y crear equipos de trabajos en los que todos los miembros confíen entre ellos.

  1. Vive la cultura de tu empresa

Es fácil identificar una cultura que le gustaría tener, pero otra cosa es practicarla e implementarla a diario. Las culturas empresariales que prosperan cuentan con un el apoyo de los líderes, quienes deben estar 100% identificados con dicha cultura, si esto no ocurre todo intento de establecer la cultura será en vano.

  1. Sé inclusivo

Los Millennials están liderando el camino con inclusión en cuanto a género, raza y orientación sexual. Deberíamos tomar nota y agregar posiciones multigeneracionales dentro de la organización. Combinalo con una comunicación abierta y sincera, y estarás  sentando unas bases sólidas para una cultura empresarial próspera.

  1. Da el ejemplo

Como líder debes dar el ejemplo y abrazar la cultura empresarial que deseas establecer, si no lo haces no habrá credibilidad en la misma y por más que intentes implementarla no tendrá aceptación entre los empleados.

  1. Comunicarse adecuadamente

Las buenas culturas empresariales están unidad por el mutuo respeto y comprensión de los valores, misión y visión de la compañía.  Las compañías con buenas culturas empresariales son altamente eficientes en su comunicaciones internas.

 

  1. Repite tu mensaje

Es esencial asegurarse de que tu mensaje y sus objetivos resuenen con su equipo directivo superior, que lo des a conocer regularmente y que viva su misión de manera muy obvia. Al hacer esto, traerás embajadores de “marca”, alentando a los empleados a hablar sobre lo que está funcionando y lo que no funciona.

 

  1. Nunca olvides tu propósito

Las empresas tienen declaraciones de visión y objetivos, que generalmente se anotan para que no se olviden. A menudo, lo que no está escrito es la razón por la cual existe la compañía. Al construir una cultura empresarial dinámica, asegúrese de que todos comprendan por qué es importante que exista la empresa. Esta razón alimenta la pasión que se necesita para superar los desafíos que surgirán

 

  1. Establece la confianza

La confianza es la piedra angular de cualquier cultura empresarial. Si se confía en que el líder la lleve por el camino que se han comprometido, crea la propiedad y la aceptación de los empleados. Todos se están manteniendo a sí mismos a un objetivo más alto y no a su agenda.

 

  1. Hágalo sobre la humanidad

Para desarrollar una cultura empresarial efectiva, las personas deben estar en el centro. Puede implementar modelos basados ​​en la teoría, pero si no hace su cultura acerca de la humanidad, está perdiendo la marca. Las personas felices y con apoyo son productivas y la productividad genera ingresos. Cuando elabora su modelo de negocio sobre ingresos en lugar de personas, la cultura se convierte en competencia en lugar de eficiencia.

 

  1. Crea una declaración de valores básicos

Establece una declaración de valores centrales que todos los empleados conozcan textualmente y compartan. Una cultura empresarial no puede prosperar si no conoce las reglas. Esto significa que todos están en igualdad de condiciones, de modo que si un ejecutivo rompe un valor central, cualquiera puede llamarlos. Una cultura no se basa en la jerarquía, se basa en el comportamiento que es una forma de vida.

 

  1. Enfócate en lo que está bien

Construir una cultura empresarial  requiere líderes que celebran comportamientos que exhiben la cultura deseada de la compañía. Con demasiada frecuencia, los líderes se enfocan en lo que no está bien, lo que crea más de lo mismo. En lugar de poner atención en lo que está mal, concéntrese en lo que está bien y es correcto. Este sencillo cambio de mentalidad es lo que permite a las empresas construir grandes culturas.

 

  1. Comparte la misma visión

Cuando todos en la empresa, todos los niveles, tienen un sentido de ese propósito, la cultura de la empresa próspera.

 

  1. Tener una  historia en común

Una buena cultura empresarial tiene una historia que es común y se conoce ampliamente cual es su objetivo. La historia de su productos, su servicios, sus clientes. A la gente le gustan las historias y a los empleados les gusta contribuir a la historia de la empresa. Resumiendo cuál es la historia y cómo cada empleado da vida a la misma crea una cultura auténtica y próspera.

Actualización: Tengo una lista de correo en la que cada cierto tiempo envío información sobre emprendimiento, si te interesa suscribirte acá puedes hacerlo.

 

Acerca de tesne

ingeniero,blogger, twitter, en general aficionado a la web 2.0 ademas de escalador, cuenta cuento (de vez en cuando) entre otras cosas..
Esta entrada fue publicada en empresas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.