Atrapasueños


Aquí estoy arruinado, sin casa, sin mujer, mis hijos no me quieren volver a ver, y todo por ese rídiculo y maldito atrapasueños que le compré un día a un jipi.

Verán todo comenzó un día en que me dieron un ascenso en la empresa donde solía trabajar, tenia años allí y estaba estancado en un puesto sin relevancia, y ese día me ascendieron, como es de esperarse estaba muy contento y no solo yo, en casa cuando se enteraron de la noticia lo festejaron hasta más no poder, inclusive mi esposa o mejor dicho ex-esposa le contó a todo el mundo la buena nueva, en especial a su -odiada por mi- familia, ella decía que ese era el comienzo de una nueva vida, que de allí en adelante todo sería mas sencillo.

Luego de ese ascenso vinieron otros y también reconocimietos, poco a poco me convertí en un ejecutivo modelo e influyente, en pocas palabras iba en camino a ser el favorito de los directivos, con todos los beneficios que eso significa. Pero junto con el exíto vinieron los problemas, en especial uno el que mas me molestaba, era insomnio y las pesadillas. Casi todas las noches sufria de pesadillas, no era el típico sueño recurente, más bien eran variadas, que si soñaba con fuego y toda mi famlia moría quemada, que si con castatrofes naturales, que tenia un accidente y me quedaba cudraplejico y así por el estilo.

Demás está decir que intente con todo ó casi todo, probé medicamentos, tés, meditación, yoga, hacer deportes, tener sexo hasta quedar agotado, yerbas medicinales, piedras con “poderes curativos” y cuanta cosa me sugerián, pero todo era en vano, ya que las pesadillas iban y al poco tiempo volvian con mas fuerza. Esta situación fue acumulando estrés en mi, no me la llevaba bien con mis hijos, comencé a pelear con mi esposa y no teníamos ya tanto sexo. En el trabajo tomé decisiones erradas y tontas que costaron mucho dinero, así que mi vida se fue cuesta abajo.

Supongo que fue por que les conté antes, que un fin de semana, mientras caminaba por los bulevares de la cuidad, me detuve frente a un jipi que estaba sentado en el suelo, tejiendo no se que cosa, y me puse a observar unos objetos raros que tenia en una manta, parecían unas pequeñas redes de pescar, adornadas con plumas, el jipi al principio no me prestó mucha atención y solo me dijo cuanto costaban, pero al ver que yo continuaba allí mirando, comenzó a hablarme, me dijo que esos objetos que yo estaba mirando eran llamados atrapasueños, que, según los antiguos indígenas norteamericanos los usaban para retener las pesadillas y me contó a medias una leyenda.

Realmente no me creí eso de que pudieran atrapar las pesadillas, pero igual compré uno, lo coloqué en el copete de la cama y me fui a dormir, debo decir que esa primera noche dormí como un bebé, cosa que le atribuí al cansancio, pues ya eran muchas las noches en las que prácticamente no conciliaba el sueño, la siguiente noche fue igual, la tercera también y así sucesivamente. Hasta que un día no solo dormí muy bien, sino que me desperté casi una hora mas tarde de lo habitual, cuando abrí los ojos me sobre salte al ver la hora, me cepille, vestí y trague -literalmente- mi desayuno, corrí hasta el auto, lo encendí y me dirigí a mi lugar de trabajo.

En el camino iba bastante apresurado, así que me pasé una luz roja, pero no vi policía alguno ni choque contra algún otro vehículo, pero un par de cuadras después un clavo se incrustó en uno de los cauchos, supongo que fue cuando crucé en la esquina anterior, pues pasé muy pegado a unas maderas y otros escombros de una construcción que allí estaban, me detuve a cambiarlo, y traté de hacerlo lo mas rápidamente posible, pero de todas formas ya había perdido mucho tiempo, me monté en mi carro y conducía como un loco del volante, esquivando otros carros, peatones, motorizados y perros, hasta llegar a mi trabajo.

En el camino mi esposa me llamó como tres veces al celular para preguntarme cosas, que para mi eran intrascendentes, y por un momento pensé que lo hacia solo para joderme la paciencia, como ya nos estaba yendo mal. Llegue a la oficina, y el jefe estaba muy molesto, me habían llamado la atención otras veces por otras cosas, pero según esto ya era el colmo, en cierto momento salió a relucir el tema de la decisión que tomé y que costó dinero, traté de defenderme pero la cosa se puso más acalorada, y de repente ¡zas! El jefe pierde los estribos y me da un empujón, yo que ya venia molesto, no me contuve y no solo le di otro sino que le acerté un puñetazo en la cara, muy fuerte por cierto tanto que luego me enteré que había perdido un diente, en ese momento comprendí que mi carrera allí había llegado a su final, y así fue, esa tarde me dieron el cheque de la liquidación.

Al llegar a casa mi esposa ya se había enterado por medio de terceros, de todo lo ocurrido en el trabajo, y no tuvo mejor idea que comenzar a pelearme ella también, la discusión fue fuerte y en ella salieron a relucir cualquier cantidad de pequeños problemas que habíamos tenido en el pasado, y al final remató con la frase: ¡¡quiero el divorcio!!

Me quedé como hipnotizado pensando en lo que había acabado de escuchar, y no lo podía creer, pensé que se trataba de algo dicho sin pensar, pero ella lo reafirmó, y dijo que lo quería lo más pronto posible, que si por ella fuera lo quería ya, ante tal panorama no me quedó de otra sino aceptarlo. Todo el proceso fue por demás traumático, desde ese día hasta el día que el juez anuló el matrimonio, fueron peleas, amenazas, malas caras, etc. No se que les dijo a los niños, pero ellos no me quieren ver, y cuando lo hacen siempre se están quejando mio y comparándome con el fulano novio nuevo de su madre.

No se si, de verdad se deba al fulano objeto pseudoindigena que compre, lo que si se es que desde ese día todo cambió para peor, por eso estoy acá escribiendo estas lineas que no tienen otra intención mas que servir de desahogo. Si por casualidad se les cruza por la mente comprar un atrapasueños, piensen un poco en lo que me ha pasado.

Acerca de tesne

ingeniero,blogger, twitter, en general aficionado a la web 2.0 ademas de escalador, cuenta cuento (de vez en cuando) entre otras cosas..
Esta entrada fue publicada en escritos y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Atrapasueños

  1. La_Ovni dijo:

    Sabes? A veces las cosas se acomodan de cierta forma por algo. Se leerá trollado, pero las cosas pasan por algo, por una razón, tal vez, hacía falta que durmieras para despertar y darte cuenta de varias cosas y así seguir aprendiendo. Así es la vida amigo twittero, las cosas suelen cambiar de un momento para otro, pero sabes? creo firmemente que los cambios son para mejorar aunque a primera vista no nos damos cuenta. Talvez ese atrapasueños te enseñara a soñar y a lograr todo lo que quieras de ahora en adelante. ÁNIMO! 😀

  2. tesne dijo:

    Gracias por el comentario, me alegra que te haya gustado el cuento…Saludos!!!

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. jose dijo:

    amigos hace dos años que mi ex esposa termino un mtrimonio de 17 años con una hija de 19 actualmente, he sufrido mucho por que siempre la ame, fue un cambio muy duro , imaginen dejar tu casa tu cama, tu hija,tu jardin, tu ambiente bueno las cosas cuando no se pueden sostener de parte de la otra persona por que uno a pesar de los problemas teniendo amor de parte de uno todo es solucionable pero bueono.
    el problema es que sueño recurentemente con ella y eso me tiene angustiado por que vuelvo a amar y no esta esto me esta matando de apoco ayudenme con comentarios por favor no se burlen gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s